miércoles, 14 de enero de 2009

Protesta felina contra Su Santidad

Mi gatito maricón está tan enfadado con las memeces del Vaticano que ha decidido hacer una huelga de hambre a la japonesa.
¡No gano para Friskies!