miércoles, 18 de marzo de 2009

Un deslince lo tiene cualquiera

Mis gatos están encantados con la campaña de los obispos en contra del aborto. Ambos machos y capados, reivindican el derecho a decidir sobre su propia castración. A dos camadas anuales multiplicadas por l@s 200 ejemplares que hay en el pueblo y por las siete vidas que habría tenido cada un@.. ¡Cuántas vidas de gat@ se han perdido!

1 comentario:

LA UNA dijo...

Por fin un blog divertido e inteligente!!

Te aseguro que entre mi ultimamente falta de creatividad y lo que leo por ahí, me da mucho gusto encontrarte....