domingo, 5 de octubre de 2008

Padre hay más de uno...

...sobre todo si se tiene una medalla olímpica. Eso le ha ocurrido a Pamela Jelimo tras ganar el oro en 800 metros y la Golden League en Zurich (con su correspondiente millón de euros en metálico). Vuelve a Kenia para celebrarlo y se encuentra una cola de siete tíos esperando para hacerse la prueba de ADN.
Las madres son mucho más discretas, solo hay una y no suele recibir nada por ser reconocida como tal.
Noticia completa en Marca, 3-10-08. Enviada por Nagore